Biodinámica

Biodinámica
Biodinámica

Aldespy-Publicaciones

Aldespy-Publicaciones

dilluns, 20 de juny de 2016

VINO ECOLÓGICO vs. VINO BIODINÁMICO

Vino ecológico vs. vino biodinámico, ¿cuál es la diferencia? 

Hoy en día en Europa, existe un movimiento real de consumo hacia los vinos ecológicos y/o biodinámicos. ¿Pero qué significa y cuáles son las diferencias entre los dos?

Para empezar hay que saber que los términos orgánico, ecológico o biológico son sinónimos en toda la Unión Europea. En España, se admite en la etiqueta "ecológico" o "biológico". Los vinos ecológicos, como los biodinámicos, llevan una etiqueta que permite su identificación. (AB, Agricultura Biológica, Demeter, Ecocert, Biodyvin...)

Los vinos Ecológicos o Bio

Son procedentes de la agricultura ecológica. El viñedo se lleva con técnicas agrícolas que excluyen el abono, los antibióticos y los pesticidas (fertilizantes, herbicidas, plaguicidas).


Tampoco se autorizan las sustancias o organismos transgénicos, aditivos, colorantes o conservantes. Esto en el viñedo. En la bodega también se reducen las practicas "enológicas", aunque no todas. Se debe reducir el SO2 y el uso de ciertos productos. Pero, aun así, se permite utilizar levaduras seleccionadas (químicas) y otros tratamientos.

Los vinos Biodinámicos

Son vinos procedentes de la agricultura biodinámica. No es un concepto nuevo, llega del principio del siglo pasado. Se considera el viñedo o el terruño como un ser vivo. El objetivo es que el viñedo desarrolle sus propias defensas inmunitarias contra las enfermedades, los microbios y los insectos. ¿Cómo? Fomentando los microorganismos y la biodiversidad tomando en cuenta las energías del cielo, de la tierra  siguiendo un calendario biodinámico (lunar) y con unos "preparados biodinámicos".

Después, estos conceptos se siguen en la bodega y la elaboración de los vinos. Se debe utilizar menos tecnología, menos tratamientos, menos SO2 y sobre todo solo levaduras autóctonas o naturales.

Ahora bien, para la mayoría de las bodegas que elaboran vinos BIO o BIODINÁMICOS, el concepto va más allá de las Normas Europeas sino que es una verdadero filosofía de vida y una forma de dejar a las generaciones siguientes una tierra más sana.

El trabajo de los viñedos es más difícil, muchas veces se trabaja con caballo y "a mano". Los rendimientos suelen ser más bajos también.

Pero la gran ventaja es que son vinos auténticos, con una personalidad real, donde las características del terruño se notan.

dijous, 19 de maig de 2016

EL VIÑEDO Y LA UVA ECOLÓGICA


EL VIÑEDO ECOLÓGICO
Introducir biodiversidad

Uno de los principios en que se basa la agricultura ecológica es el fomento de la diversidad biológica en especies animales y vegetales. Las ventajas que aporta van desde la mejora del suelo (reforzando la disponibilidad de agua y nutrientes para el cultivo) a la prevención de plagas y enfermedades (facilitando la presencia de organismos beneficiosos que eliminen o reduzcan los daños).


Entre las técnicas más importantes para introducir biodiversidad en el viñedo ecológico están la introducción de cubiertas vegetales, setos y corredores verdes. La implantación de cubiertas vegetales consiste en sembrar en las calles alguna especie cultivable (como veza o altramuces) o dejar crecer la vegetación natural. Dadas las limitaciones de agua de nuestro clima,lo más adecuado puede ser dejar sólo cubierta vegetal en otoño-invierno en las calles, manteniendo sólo una franja de vegetación y eliminando la que aparezca en la línea de las viñas.
Existen también experiencias de cubiertas vegetales sólo en calles alternas, cambiando cada año. 

En el viñedo, la cubierta se mantiene desde el otoño, sembrando después de la vendimia. La cubierta se elimina cuando empieza a competir por el agua con la viña, de forma que la producción de uva no disminuya, esto suele hacerse a final de invierno o principio de primavera, cuando comienza a brotar la vid (desborre) controlando que la cubierta no vuelva a crecer. La eliminación de la cubierta se puede hacer segando o labrando las calles.



Las plantas de mayor interés para sembrar las cubiertas son leguminosas, crucíferas y compuestas. Las leguminosas por su capacidad para fijar nitrógeno, aunque también por atraer fauna beneficiosa. Las crucíferas por su capacidad para bombear nutrientes de capas profundas del suelo. Y las compuestas porque hacen posible una mayor presencia de esta fauna útil.



Otra forma de introducir biodiversidad en el sistema es el uso de setos, especialmente de cara al manejo de plagas y el control del ambiente. 


Se trata de colocar árboles, arbustos y plantas herbáceas en las lindes de las parcelas, para que ayuden a los organismos beneficiosos a permanecer y controlar las plagas.

Son más interesantes aquellas especies con flores durante la primavera y verano, porque además de refugio proporcionan néctar y polen para el mantenimiento de muchos insectos beneficiosos que lo necesitan. También hay setos en los que algunos de estos organismos beneficiosos pasan el invierno, como ciertas avispillas parásitas, por lo que su presencia es muy interesante.


Cuando las parcelas de viñedo son muy grandes, se pueden emplear corredores verdes que conecten zonas naturales de los bordes con el centro de las parcelas. Esto hace que algunos organismos beneficiosos puedan acceder al interior del viñedo,en lugar de quedarse sólo en los bordes. Para hacer un corredor verde se puede dejar un pasillo de varios metros dejando vegetación natural o sembrando una mezcla diversa de plantas que atraviese el viñedo. En experiencias realizadas en California se ha demostrado la mayor presencia de insectos beneficiosos en viñedos con corredor verde (Nicholls et al.,2000).

Insectos beneficiosos con mayor presencia en viñedos con corredores verdes.

Hay que recordar que los insectos beneficiosos se mantendrán en el viñedo en cantidad suficiente mientras se den ciertas condiciones, como la presencia de diversidad vegetal o un uso muy reducido de plaguicidas (incluso ecológicos). Así,el uso de azufre y otros productos utilizables en agricultura ecológica puede reducir las poblaciones de estos aliados en los cultivos.

Elaboración de vino ecológico


En este momento, la normativa europea no reconoce el uso del término “vino ecológico”, por lo que por el momento hay que utilizar términos como “vino procedente de uva ecológica” o “vino de cultivo ecológico”.


La calidad del vino ecológico está asociada a las prácticas que se realizan en viticultura ecológica. En primer lugar, el uso de cubiertas vegetales se utiliza para el control del vigor, reduciendo la cantidad a favor de la calidad del mosto. Además, mientras menor sea el uso de fungicidas, más se favorece la actividad de levaduras naturales en la bodega. Otro motivo por el que los viticultores ecológicos dan importancia a las buenas prácticas en la vendimia, es que éstas tienen gran efecto en la calidad del vino.


Buenas prácticas en la vendimia.

Recoger manualmente los racimos.

Elegir la uva sana.

Utilizar cajas fácilmente lavables.

Utilizar remolques poco profundos y recubiertos para evitar que entren en contacto con la uva.

Transportar a la bodega en el mismo día.


A pesar de esto y con la excepción de que debe realizarse con uva proveniente de cultivo ecológico, la elaboración de vino ecológico no es muy diferente de la que se sigue para un vino de calidad. Habrá que tener en cuenta dos aspectos que impone la normativa ecológica europea (aunque en determinadas regiones puede ser más restrictiva): Evitar posibles contaminaciones del vino. Utilizar aditivos permitidos en producción ecológica. En primer lugar, una bodega que produzca vino convencional y ecológico debe mantener completamente separados ambos procesos, para que no se produzcan posibles contaminaciones. Además, en ningún caso podrán realizarse operaciones o utilizarse recipientes que puedan aportar sustancias extrañas al vino. En segundo lugar, la normativa europea limita el uso de ciertas sustancias como aditivos. 

Hay que aclarar que existen limitaciones al uso de sulfuroso, contemplando un contenido máximo de 120 mg/l, salvo excepciones en tintos jóvenes (100 mg/l) y blancos y rosados con contenido en azúcares superior a 5 g/l (160 mg/l de sulfuroso)  


dijous, 12 de maig de 2016

CALENDARIO BIODINAMICO 2016



CALENDARIO BIODINAMICO 2016 
OSCAR BOSQUET
www.biodinamicaactiva.com




EL OZONO EN LA VIÑA Y LA BODEGA


EL OZONO



El ozono (O3) es una sustancia cuya molécula está compuesta por tres átomos deoxígeno, formada al disociarse los dos átomos que componen el gas de oxígeno. Cada átomo de oxígeno liberado se une a otra molécula de oxígeno gaseoso (O2), formando moléculas de ozono (O3).

A temperatura y presión ambientales el ozono es un gas de olor acre y generalmente incoloro, pero en grandes concentraciones puede volverse ligeramente azulado. Si se respira en grandes cantidades, puede provocar una irritación en los ojos y/o garganta, la cual suele pasar después de respirar aire fresco por algunos minutos.

Desinfección del agua


La primera vez que se ha utilizado con este propósito ha sido en 1893. Desde entonces, ha ido ganando en popularidad y es usado, cada vez más, por industrias y particulares.
Las principales ventajas que aporta el ozono para su uso en aguas son:
  • Elimina los olores y sabores del agua.
  • No deja residuos.
  • Compatible con otros tratamientos.
  • No afecta al pH.
  • No colorea el agua.
Una de las principales ventajas de su uso es la conversión del ozono en oxígeno, sin dejar ningún residuo químico perjudicial en el agua.

La versatilidad del ozono, desinfectante de bodegas y protector de la vid

El ozono tiene múltiples usos en la elaboración de vino, empezando por el viñedo hasta terminar en la bodega. Resulta muy útil en los procesos de desinfección de barricas, ambientes de embotellado, embotelladoras y botellas, lavado de utensilios, hasta la desinfección de los propios depósitos de fermentación.

Con la instalación de generadores de ozono en la industria vitivinícola se ahorra en costes y se eliminan la contaminación microbiológica en el producto, en las instalaciones y en los desechos. Y es que este producto es un desinfectante que se descompone en oxígeno a los pocos minutos y por tanto no deja ningún tipo de residual químico, tanto si se usa en estado gaseoso como en forma de agua ozonizada“.



Se considera “el desinfectante ecológico más potente que existe, por lo que garantiza la completa higiene a lo largo del proceso de elaboración del producto, de principio a fin. Además no daña el producto al desinfectar, no supone ningún aditivo en el sabor final, ni confiere ningún tipo de olor al producto”.

Si el ozono se utiliza por profesionales, su uso supone un gran ahorro en costes y resulta ecológico. A diferencia de otros desinfectantes, no deja residual químico y no necesita grandes cantidades de agua de aclarado para la higiene de las barricas, eliminando así la carga microbiológica que pueden afectar a la calidad del vino por ejemplo”. Además destaca que “gracias a su uso, se evita comprar caros productos químicos y se ahorra muchísima energía”.



Asimismo los problemas presentes en la etapa de crianza del vino en las barricas, asociados a contaminantes microbiológicos con el uso del ozono están controlados.




El ozono y sus aplicaciones en viticultura


Por otro lado, hay que destacar que el diseño y la instalación de sistemas de generadores de ozono también resultan altamente interesantes en las explotaciones agrarias de cultivo de vid para la producción del vino.

El ozono, la forma más activa de oxígeno, convierte el agua en desinfectante natural que elimina de manera fácil y eficaz virus, bacterias, hongos, algas, esporas y demás microorganismos. Es destacable que debido a su naturaleza, el ozono no deja ningún tipo de residuo químico, ni en la instalación ni en el producto alimenticio, ya que se descompone en oxígeno. 


En este caso, el ozono se inyecta en el agua de riego, convirtiendo ésta en desinfectante por su acción fungicida, acción bactericida y acción virucida. Gracias a ello se evitan problemas de enfermedades que pueden afectar al desarrollo de la vid durante su ciclo de vida, así utilizamos un producto desinfectante respetuoso con el medio ambiente. Como ventaja se ahorra en abonos, insecticidas y otros productos químicos u orgánicos. Por otro lado, también mejora la producción de los viñedos. 


Estudios han demostrado que el ozono en agricultura aumenta la productividad de las explotaciones agrícolas, de media, un 30%.


   DETALLE DE UN GENERADOR DE OZONO

   RIEGO POR GOTEO CON AGUA OZONIZADA




ECOLOGÍA - Agricultura Ecológica y Biodinámica


Ecología es una rama de la Biología, ciencia que estudia los seres vivos, su medio y las relaciones que establecen entre ellos. Existe un interés cada vez mayor sobre esta ciencia a causa de los problemas de tipo medioambiental y desaparición de especies tanto animales como vegetales. La ecología analiza cada elemento de un ecosistema para ver cómo afecta a los demás individuos

La agricultura ecológica


4
Agricultura ecológica, se puede definir de manera sencilla como un compendio de técnicas agrarias que excluye normalmente el uso, en la agricultura y ganadería, de productos químicos de síntesis como fertilizantes, plaguicidas, antibióticos, etc., con el objetivo de preservar el medio ambiente, mantener o aumentar la fertilidad del suelo y proporcionar alimentos con todas sus propiedades naturales.


La técnica agrícola ecológica consiste en: la elaboración de compost, utilización de estiércoles fermentados , purines, macerados de plantas, abonos verdes, rotaciones y asociaciones de cultivos, cercos vivos , espacios para la vida de la flora y fauna nativas integrados en las áreas de producción, cobertura del suelo, sistemas mixtos agrícola-ganaderos. 
La agricultura biodinámica


La biodimámica, es un método de agricultura ecológica basado en las teorías de Rudolf Steiner, fundador de la antroposofía. La certificación de los productos y la obtención de la marca registrada Biodinamica depende del grupo privado Démeter


Este tipo de agricultura considera las granjas como organismos complejos. Hace hincapié en el equilibrio de su desarrollo integral y la interrelación de suelos, plantas y animales como un sistema de autonutrición sin intervención externa en la medida de lo posible, teniendo en cuenta la pérdida de nutrientes debido a la salida de los alimentos fuera de la finca.


Como en otras formas de agricultura ecológica, fertilizantes artificiales y pesticidas y herbicidas tóxicos son estrictamente evitados. La agricultura biodinámica se diferencia de otros tipos de agricultura ecológica en el uso de preparados vegetales y minerales como aditivos de compost y aerosoles para terreno así como el uso de un calendario de siembra basado en el movimiento de los astros.


La fertilidad se obtiene con la estimulación de la actividad biológica del suelo, a través de la aplicación de compost y biofertilizantes. El manejo de árboles para diferentes propósitos. El pastoreo rotativo con diferentes especies de animales y pasturas. La aplicación de preparados biodinamicos (homeopáticos) a base de sustancias naturales.